Requisitos de la Policía Municipal de Madrid

GoPol - CPPM | Centro de preparación Policia Local

Requisitos de la Policía Municipal de Madrid

policías madrileños en diferentes posiciones

¿Cuáles son los requisitos de Policía Municipal en Madrid? Si te preguntas esto, has llegado al artículo correcto. Aquí te explicamos todos los requisitos con detalle para que los entiendas a la perfección, basándonos en las bases de la convocatoria de 2023, que está a punto de salir. Esto lo hacemos porque ha habido cambios en los últimos años, y es importante que tengas la información más actual.

Nos basaremos, también, en lo que nosotros, con más de 30 años de experiencia formando a opositores que ahora forman parte de la plantilla en la policía local de Madrid, conocemos ya sobre esta profesión y el sentido de cada requisito.

Tal y como te hemos explicado ya en otros artículos, de manera resumida este sería el listado de requisitos exigidos para ser admitido en el proceso selectivo de la oposición de Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid:

  • Nacionalidad española
  • 18 años de edad
  • Titulación Bachiller, Técnico o equivalentes.
  • Cumplir con las condiciones físicas y psíquicas que exigen las funciones del puesto.
  • No haber tenido ningún problema o expediente disciplinario por las Administraciones Públicas o cualquier resolución judicial que te inhabilite para trabajar en cargos públicos.
  • Sin antecedentes penales.
  • Permiso de conducir B o equivalente.
  • Comprometerse mediante una declaración jurada a portar armas y utilizarlas en los casos previstos en la Ley.
  • Sin condenas por sentencia firmes por ningún delito contra la libertad sexual.

Todos estos requisitos deben de estar cumplidos en el momento de hacer la solicitud, y el Tribunal puede exigir que los documentos que acrediten dichos requisitos (aunque el permiso de conducir puede obtenerse antes de acabar el curso selectivo de formación).

¿Cumples con todos los requisitos?, ¡enhorabuena!, tienes más información sobre la oposición de Policía Municipal de Madrid en nuestros artículos. También puedes ponerte en contacto con nosotros para convertirte en un futuro policía local.

¿No cumples con alguno de los requisitos o simplemente quieres saber más?, pues entremos en detalle sobre cada uno de los requisitos.

Entenderás en qué consiste exactamente cada uno de ellos, por qué está ahí y cómo puedes tenerlo superado y demostrarlo en tu solicitud, si es que resulta ser necesario. Aquí, verás que ninguno de los requisitos está colocado de manera arbitraria.

Tener nacionalidad española

Este es uno de los requisitos fundamentales para acceder al puesto de Policía Municipal en Madrid.

La exigencia de la nacionalidad española se basa en varias razones. En primer lugar, se considera esencial para garantizar la máxima integración y comprensión práctica de las leyes, normativas y la estructura social y cultural de España, algo crucial para desempeñar eficazmente las funciones de seguridad y protección ciudadana.

Además, al ser un puesto vinculado directamente con la seguridad del Estado y la gestión de sus recursos, se busca asegurar un vínculo de lealtad y compromiso con el país.

Para demostrar que tienes la nacionalidad, solo tienes que facilitar tu número de DNI, o una fotocopia, si te la piden.

Evidentemente, alguien que provenga de otro país no podrá dar tantas garantías en ninguno de los dos casos. Eso no significa que a las personas extranjeras no se les pueda dar la opción de ser policías locales, en esta o en cualquier otra localidad.

Lo cierto es que, si no posees la nacionalidad española, pero te interesa este empleo, existen procesos de nacionalización que podrías empezar teniendo una residencia legal en el país. Estos procesos varían según tu situación personal, por lo que es recomendable informarte adecuadamente sobre los mismos. Tienes más información sobre todo esto en la web del Ministerio de Justicia.

Cumplir la mayoría de edad (18 años)

El segundo requisito indispensable es tener al menos 18 años de edad. Este criterio se establece para asegurar que los aspirantes posean la madurez emocional y psicológica necesaria para enfrentar las situaciones complejas y a menudo estresantes que implica el trabajo policial.

Hay que tener en cuenta también que la mayoría de edad es un requisito legal para la capacidad de ejercer plenos derechos civiles y responsabilidades, incluyendo la capacidad de ser penalmente responsable de las acciones realizadas en el cumplimiento del deber.

La madurez no solo es una cuestión de edad, sino también de experiencia y juicio. Por ello, aunque la edad mínima es de 18 años, se valora positivamente la experiencia de vida y profesional que pueda aportar un candidato mayor.

De ahí que la edad se marque como un mínimo, y no con rangos de mínimos y máximos (por ejemplo, entre 18 y 30 años). Esto permite que los miembros de la policía local de Madrid sean más diversos.

Para demostrar que tienes 18 años, lo más habitual es introducir tu fecha de nacimiento en la solicitud y enseñando tu DNI, donde quedará reflejado también este dato.

Titulación Bachiller, Técnico o equivalente

Las bases dicen literalmente esto sobre el título requerido:

Estar en posesión del título de Bachiller, Técnico/a o equivalente expedido con arreglo a la legislación vigente, o certificación académica que acredite haber realizado y aprobado los estudios completos necesarios para la expedición de éste. En el caso de titulaciones obtenidas en el extranjero se deberá estar en posesión de la correspondiente convalidación o de la credencial que acredite, en su caso, la homologación.

El requisito de contar con una titulación de Bachiller, Técnico o equivalente para acceder al puesto de Policía Municipal en Madrid también tiene sus razones. Esta exigencia cumple varios propósitos esenciales:

  1. Nivel educativo adecuado: El Bachillerato, al ser una educación secundaria superior, asegura que los candidatos posean un nivel educativo adecuado que les permita comprender y aplicar las distintas normativas, leyes y protocolos que regirán su desempeño profesional.
  2. Capacidad de análisis y resolución de problemas: Estudios como el Bachillerato o equivalentes desarrollan habilidades críticas y analíticas en los estudiantes, cualidades esenciales para un policía que debe enfrentar situaciones complejas y tomar decisiones bajo presión.
  3. Compromiso: Obtener un título de Bachillerato demuestra un cierto grado de compromiso, aspecto fundamental en una profesión que exige responsabilidad y dedicación.

Para justificar este título, a la hora de rellenar la solicitud probablemente te pidan que subas un documento que acredite que has obtenido el Bachiller.

¿No tienes Bachiller?, necesitarás una equivalencia. Veamos qué posibilidades tienes.

Consiguiendo la equivalencia

Si no posees el título de Bachiller, existen varias equivalencias reconocidas oficialmente en el EDU/1603/2009 que te permiten presentarte a la oposición. Recuerda que las que cuentan para las opos son las equivalencias laborales, no las académicas. Estas son:

  1. Títulos de Formación Profesional (FP): Los títulos de Técnico en Formación Profesional, Artes Plásticas y Diseño, o Técnico Deportivo son considerados equivalentes al Bachillerato a efectos laborales. Esto amplía las oportunidades para aquellos con una formación más práctica.
  2. Título de Técnico Auxiliar (FP I): Aunque pueda parecer un título antiguo, mantiene su validez como equivalente al Bachillerato para fines laborales.
  3. Pruebas de acceso y estudios parciales: Varias pruebas de acceso y situaciones académicas particulares también se reconocen como equivalentes. Por ejemplo, superar la Prueba de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años o la prueba de acceso a la FP de Grado Superior, siempre que se cumplan ciertas condiciones adicionales.
  4. Estudios parciales de Bachiller: Si has cursado estudios parciales de algún bachillerato y te quedaron pendientes un máximo de dos materias o la prueba de grado superior, también tienes equivalencia con el Bachillerato.
  5. Acreditación de estudios de enseñanzas artísticas: Determinados estudios artísticos pueden ser acreditados como equivalentes al Bachillerato, siempre que se cumplan ciertos requisitos y se obtenga una resolución individualizada por la Administración educativa competente.

Estas equivalencias reconocen la diversidad de caminos formativos y experiencias que pueden aportar los candidatos, asegurando que el acceso a la Policía Municipal no se limite exclusivamente a quienes han completado el Bachillerato tradicional.

También, ten en cuenta que en caso de titulaciones obtenidas en el extranjero, se requiere la convalidación oficial o la homologación correspondiente.

Tienes más información sobre las equivalencias en la página oficial del Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes.

Condiciones físicas y psíquicas exigibles para el puesto

Ser policía no es para cualquiera, y se exige estar preparado tanto física como mentalmente. Esto implica la ausencia de enfermedades o problemas psicomotrices que puedan impedir el desempeño de sus funciones, aunque también se refiere a tener un suficiente rendimiento para ser apto para el puesto. Todo esto se comprobará más tarde.

Condiciones físicas

En primer lugar, es esencial contar con una buena condición física. Esto no es solo una cuestión de fuerza o resistencia, sino de capacidad para enfrentar las exigencias físicas del trabajo diario. Veamos por qué es tan importante:

  1. Resistencia y agilidad: El trabajo policial puede requerir persecuciones a pie, manejo de situaciones de riesgo y otras actividades que demandan un alto nivel de resistencia física y agilidad.
  2. Capacidad de reacción: En situaciones de emergencia, una buena condición física permite una reacción rápida y eficiente, algo crucial para la seguridad tanto del propio agente como de los ciudadanos.
  3. Prevención de lesiones: Mantenerse en forma ayuda a prevenir lesiones, que pueden ser comunes en un trabajo de naturaleza física como el policial.
  4. Imagen de autoridad: Un policía en buena forma física proyecta una imagen de autoridad y competencia, elementos importantes para el respeto y la confianza de la comunidad.

Condiciones psíquicas

Las condiciones psíquicas son igualmente críticas. Un policía debe ser capaz de manejar el estrés, tomar decisiones bajo presión y mostrar un alto grado de empatía y comprensión hacia las diferentes situaciones y personas con las que interactúa. Estos son algunos de los aspectos clave:

  1. Capacidad de juicio y toma de decisiones: Es fundamental poder evaluar situaciones complejas y tomar decisiones rápidas y acertadas.
  2. Inteligencia emocional: La habilidad para manejar emociones propias y ajenas es vital en el manejo de conflictos y en la interacción con ciudadanos en situaciones de estrés o crisis.
  3. Resistencia al estrés: El trabajo policial puede ser muy estresante. La capacidad para manejar este estrés es esencial para la salud mental a largo plazo del agente.
  4. Comunicación efectiva: La habilidad para comunicarse es crucial, tanto en el trato con el público como en el trabajo en equipo.

Para saber si cumples o no con estos requisitos, como decíamos, se te pondrá a prueba de varias maneras:

  • Pruebas físicas: Las pruebas físicas de la Policía Municipal de Madrid que ya te hemos descrito más de una vez.
  • Evaluaciones psicológicas: A través de los psicotécnicos y la entrevista se busca entender la estabilidad emocional, la capacidad de juicio, las habilidades de comunicación y la resistencia al estrés del candidato.
  • Reconocimiento médico: Una última fase en la que un médico te examinará y detectará cualquier problema físico. Para poder acceder a estar pruebas, tendrás que firmar un documento que encontrarás en los ANEXOS y adjuntarlo durante tu inscripción.

Como ves, lo que se busca en un buen policía es a alguien equilibrado y capaz de mostrar autoridad pero sentir empatía.

Sin expediente disciplinario

Este requisito se expresa oficialmente de la siguiente forma:

No haber sido separado/a mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas o de los órganos constitucionales o estatutarios de las Comunidades Autónomas, ni hallarse en inhabilitación absoluta o especial para empleos o cargos públicos por resolución judicial.

El requisito de no haber sido separado por expediente disciplinario de cualquier servicio en las Administraciones Públicas o estar inhabilitado legalmente para ocupar cargos públicos es esencial para mantener la integridad y confianza en la Policía Municipal de Madrid.

Este criterio asegura que los aspirantes posean un historial profesional intachable, reflejando fiabilidad y un comportamiento adecuado en sus anteriores ocupaciones.

La Policía Municipal, como cuerpo encargado de hacer cumplir la ley y ser un ejemplo para la sociedad, necesita miembros cuya conducta previa haya sido ejemplar.

La separación por expediente disciplinario en servicios públicos previos puede indicar patrones de comportamiento inadecuados o incumplimiento de normas esenciales, lo cual es incompatible con la naturaleza del trabajo policial.

Por otro lado, la inhabilitación por resolución judicial, generalmente asociada a condenas por delitos, subraya la necesidad de que los miembros de la policía estén completamente alineados con los principios legales y éticos.

Para demostrar el cumplimiento de este requisito, los candidatos suelen presentar una declaración jurada que acredite la ausencia de antecedentes disciplinarios o penales. Este modelo lo tienes en los ANEXOS de las bases de tu convocatoria, como muchos otros documentos del estilo que deberás de rellenar.

Esto es parte del proceso para asegurar que aquellos que se unan a las filas de la Policía Municipal en Madrid estén plenamente capacitados para ejercer sus funciones con la máxima responsabilidad y compromiso legal.

Sin antecedentes penales

El criterio de «carecer de antecedentes penales» es crucial en el proceso de selección para la Policía Municipal. Se exige por lo mismo que en el caso anterior: para garantizar que los candidatos tengan un historial limpio, lo que es esencial para un puesto que implica una alta responsabilidad y confianza pública.

Como policía municipal, estarás a cargo de hacer cumplir la ley, proteger a los ciudadanos y mantener el orden público. Por tanto, es vital que aquellos que ejerzan estas funciones sean personas con un historial libre de delitos.

Tener antecedentes penales puede indicar un pasado de decisiones ilegales o inapropiadas, lo cual podría comprometer la integridad y la eficacia de la fuerza policial.

La confianza pública en la policía se basa en la percepción de que sus miembros son individuos moral y legalmente íntegros. Por ello, se considera que cualquier historial de conducta delictiva es incompatible con los deberes y responsabilidades de un policía.

Además, esta medida sirve para prevenir conflictos de interés y asegurar que los miembros de la Policía Municipal puedan realizar sus deberes de manera imparcial y justa. Al garantizar que los oficiales no tienen antecedentes penales, se fortalece la confianza de la comunidad en su policía, lo cual es crucial para una efectiva labor policial.

Para demostrar que no tienes antecedentes penales, generalmente se requiere un certificado emitido por el Ministerio de Justicia. Este documento prueba que no has sido condenado por ningún delito y que, por lo tanto, cumples con este importante requisito.

Permiso de conducir B o equivalente

Este requisito, aunque a primera vista puede parecer secundario, es en realidad fundamental por varias razones.

El permiso de conducir clase B es crucial para asegurar la movilidad y capacidad de respuesta rápida del policía municipal. En una ciudad como Madrid, donde los incidentes y emergencias pueden ocurrir en cualquier punto y en cualquier momento, es esencial poder desplazarse rápidamente.

El permiso clase B, que habilita para conducir vehículos de hasta 3.500 kg y con capacidad para hasta 9 pasajeros, es, por tanto, una herramienta indispensable en el día a día del agente.

Por otro lado, este permiso no se limita a coches convencionales. También permite la conducción de furgonetas y otros tipos de vehículos que pueden ser necesarios en diferentes operaciones policiales.

Ya sea para transporte de equipos, operaciones especiales o simplemente para patrullar, la capacidad de operar una variedad de vehículos es un valor añadido importante.

Además, las situaciones a las que se enfrenta un policía municipal no son las habituales de un conductor común. La conducción en situaciones de emergencia, persecuciones o maniobras de alto riesgo requiere de habilidades y responsabilidades específicas.

El poseer un permiso de conducir clase B asegura que el aspirante tiene una base en habilidades de conducción y conocimiento de las normas de tráfico, esenciales para actuar con seguridad y eficacia.

Se pide el permiso B a todos porque contar con policías capacitados para conducir aumenta la flexibilidad operativa del cuerpo. Esto permite una distribución más eficiente del personal, adaptándose a las necesidades que surjan, ya sea para responder a emergencias o para realizar tareas de patrullaje y vigilancia.

Para aquellos aspirantes que aún no posean este permiso, es importante considerar su obtención como un paso previo o paralelo a la preparación para las oposiciones.

El proceso incluye una fase teórica, donde se aprenden las normas de tráfico y los fundamentos de la conducción segura, seguida de una fase práctica, donde se adquiere experiencia al volante. Finalmente, se debe superar un examen práctico que demuestra la habilidad para conducir de manera segura y eficiente.

Compromiso de portar armas

Este compromiso, que se formaliza a través de una declaración jurada, es un pilar fundamental en las responsabilidades del policía municipal.

El portar armas por parte de la policía es una medida de seguridad esencial. En situaciones donde la integridad física de las personas o la seguridad pública están en riesgo, el uso adecuado y responsable de un arma puede ser determinante.

Sin embargo, esto conlleva una responsabilidad enorme, no solo en el manejo físico del arma, sino en la toma de decisiones éticas y legales sobre su uso.

La formación que reciben los policías cubre todos estos aspectos, enfocándose en la ética, los derechos humanos y el uso proporcional de la fuerza.

Al hacer la declaración jurada, el aspirante muestra su compromiso con el cumplimiento de la ley y las normativas éticas en el uso de la fuerza.

Este compromiso es crucial para mantener la confianza de la ciudadanía en su cuerpo policial. Además, el uso de armas por parte de la policía está regulado por la ley, la cual establece los escenarios específicos en los que se puede recurrir a las armas, siempre buscando minimizar su uso y favoreciendo la resolución pacífica de los conflictos.

Es fundamental que los policías comprendan las graves consecuencias que puede acarrear el uso inadecuado de las armas, tanto para ellos mismos como para la institución policial y la sociedad en su conjunto.

Por ello, el compromiso también implica una conciencia clara de las repercusiones legales y sociales de sus acciones.

Para cumplir con este requisito, solo tendrás que rellenar una declaración jurada de compromiso de porta de armas, que encontrarás (como muchas otras cosas que deberías adjuntar en tu solicitud) en los Anexos de las bases.

Vayamos ahora a por el último requisito que te falta por conocer.

Sin condenas relacionadas con la libertad sexual

Más concretamente, en los requisitos oficiales dice así:

No haber sido condenado/a por sentencia firme por ningún delito contra la libertad sexual, conforme a lo dispuesto en el artículo 11.1. de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Con esto, se busca garantizar la integridad moral de los aspirantes a formar parte del cuerpo policial. Una condena por delitos de esta naturaleza es completamente incompatible con los principios que debe encarnar un agente de la ley.

La sociedad espera que aquellos encargados de hacer cumplir la ley sean los primeros en respetarla y proteger los derechos de todos los individuos. La presencia de agentes con condenas por delitos sexuales podría erosionar gravemente esta confianza, algo que la Policía Municipal de Madrid se esfuerza en evitar a toda costa.

Además, este requisito ayuda a prevenir posibles abusos de poder. Al ser la policía una institución que por su naturaleza tiene cierto grado de poder sobre los ciudadanos, es imprescindible asegurarse de que sus miembros no tengan antecedentes de haber abusado de alguna posición. De este modo, se busca garantizar que los agentes actúen siempre con rectitud y respeto hacia los derechos y la integridad de las personas.

También es vital la sensibilidad hacia las víctimas de delitos sexuales. Un policía debe ser capaz de tratar con empatía y comprensión a estas víctimas.

La existencia de una condena previa por este tipo de delitos en un agente podría cuestionar su capacidad para proporcionar el apoyo y la protección adecuados a las víctimas, algo esencial en la labor policial.

Para demostrar el cumplimiento de este requisito, al igual que en el caso de los antecedentes penales, se requiere también rellenar un certificado del Ministerio de Justicia.

¿Qué te parecen los requisitos de la Policía Municipal de Madrid?, ¿te han quedado claros? Esperamos que sí. Recuerda que puedes preguntarnos lo que necesites en nuestra academia, donde estaremos encantados de ayudarte a prepararte esta oposición tan exigente y buscada.

Si quieres, puedes rellenar el siguiente formulario para saber más:

    Información básica sobre protección de datos:

    El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el formulario de contacto es Integral Formación, cuyo interés legítimo en tratarlos responde a la finalidad de dar respuesta a las consultas planteadas en el mismo. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en los que exista obligación legal. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a la limitación u oposición a su tratamiento, mediante la presentación de una solicitud ante Integral Formacion (Calle de Manuel Tovar 34, 28034 Madrid) o bien en la dirección de correo electrónico info@integralformacion.com, tal y como se detalla en nuestra Política de Privacidad, donde podrá consultar información adicional y detallada.

    Al hacer click en el botón “Enviar” declara conocer y entender la Política de Privacidad de Integral Formación.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *